top of page

¿Conoces el juramento hipocrático que todo médico debe hacer?



En la mayoría de universidades del mundo, los graduandos de la facultad de medicina, hacen un juramento en una solemne ceremonia durante su graduación, enalteciendo tan importante profesión y al mismo tiempo el orgullo de sus nuevos practicantes, quienes describen el momento del juramente como un evento breve pero inolvidable, pues les recuerda todo el esfuerzo realizado durante su carrera al mismo tiempo que consagra el logro de haberla completado.


El juramento toma su nombre del griego Hipócrates, considerado padre de la medicina, quien vivió y sirvió como médico durante el siglo conocido como "el siglo de Pericles". Si el mismo Pericles del que hablamos en nuestra publicación anterior, y a quien se le considera como el primer abogado.


Adelante el texto original y la versión moderna del juramento. En Tacchess no gusta más la versión original, define tu preferencia.


Versión original tomada de Wikipedia:

Juro por Apolo médico, por Asclepio, Higía y Panacea, por todos los dioses y todas las diosas, tomándolos como testigos, cumplir fielmente, según mi leal saber y entender, este juramento y compromiso:


Venerar como a mi padre a quien me enseñó este arte, compartir con él mis bienes y asistirles en sus necesidades; considerar a sus hijos como hermanos míos, enseñarles este arte gratuitamente si quieren aprenderlo; comunicar los preceptos vulgares y las enseñanzas secretas y todo lo demás de la doctrina a mis hijos y a los hijos de mis maestros, y a todos los alumnos comprometidos y que han prestado juramento, según costumbre, pero a nadie más.


En cuanto pueda y sepa, usaré las reglas dietéticas en provecho de los enfermos y apartaré de ellos todo daño e injusticia.


Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo; tampoco administraré abortivo a mujer alguna. Por el contrario, viviré y practicaré mi arte de forma santa y pura.


No tallaré cálculos sino que dejaré esto a los cirujanos especialistas.


En cualquier casa que entre, lo haré para bien de los enfermos, apartándome de toda injusticia voluntaria y de toda corrupción, principalmente de toda relación vergonzosa con mujeres y muchachos, ya sean libres o esclavos.


Todo lo que vea y oiga en el ejercicio de mi profesión, y todo lo que supiere acerca de la vida de alguien, si es cosa que no debe ser divulgada, lo callaré y lo guardaré con secreto inviolable.


Si el juramento cumpliere íntegro, viva yo feliz y recoja los frutos de mi arte y sea honrado por todos los hombres y por la más remota posterioridad. Pero si soy transgresor y perjuro, avéngame lo contrario.


Versión moderna tomada también de Wikipedia, donde consta que la ultima modificación fue aprobada en 2017:


COMO MIEMBRO DE LA PROFESIÓN MÉDICA, PROMETO SOLEMNEMENTE:


DEDICAR mi vida al servicio de la humanidad;


VELAR ante todo por la salud y el bienestar de mis pacientes;


RESPETAR la autonomía y la dignidad de mis pacientes;


VELAR con el máximo respeto por la vida humana;


NO PERMITIR que consideraciones de edad, enfermedad o incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, clase social o cualquier otro factor se interpongan entre mis deberes y mis pacientes;


GUARDAR Y RESPETAR los secretos que se me hayan confiado, incluso después del fallecimiento de mis pacientes;


EJERCER mi profesión con conciencia y dignidad, conforme a la buena práctica médica;


PROMOVER el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica;


OTORGAR a mis maestros, colegas y estudiantes el respeto y la gratitud que merecen;


COMPARTIR mis conocimientos médicos en beneficio del paciente y del avance de la salud;


CUIDAR de mi propia salud, bienestar y capacidades para prestar una atención médica del más alto nivel;


NO EMPLEAR mis conocimientos médicos para violar los derechos humanos y las libertades ciudadanas, ni siquiera bajo amenaza;


HAGO ESTA PROMESA solemne y libremente, empeñando mi palabra de honor.



Aunque nuestra referencia más cercana es la crisis del Covid-19, que tantos sacrificios ha implicado para los médicos, queremos hacer llegar a los mismos nuestro más sincero reconocimiento por su noble labor y dedicación, en especial a todos aquellos, que llevan el juramento gravado en su corazón y demuestran a través de sus acciones el respeto al mismo, haciendo de él su filosofía de vida.


En Ecuador, este 21 de Febrero se celebra el día del médico (internacionalmente es el 3 de diciembre), así que si te viene a la mente un médico a quien quieras hacerle un regalo en reconocimiento de su buena labor te dejamos algunas opciones:







Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page